El Blog


imagen
 Bitacoras.com

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Mear en el mar para revertir el calentamiento global

Por Esencia21 - 23 de Febrero, 2007, 20:17, Categoría: Misterios de la Ciencia

Añadir nutrientes a zonas del océano donde existe poca presencia de fitoplancton podría ser una posibilidad para poder revertir los efectos del calentamiento global, señaló un científico australiano. Los océanos del planeta están repletos de fitoplancton donde millones de plantas microscópicas que viven bajo las olas constituyen el primer eslabón de la cadena alimenticia del ecosistema marino.

La propuesta del profesor Ian Jones, de la Universidad de Sidney, parte del valor biológico de esta especie, que al igual que las plantas terrestres se alimenta a través de la fotosíntesis, es decir, utiliza luz solar para convertir en oxígeno el dióxido de carbono presente en las aguas. Jones propone añadir uno de los componentes de la orina —la urea— en áreas del océano donde haya una carencia de fitoplancton.
La urea es un fertilizante rico en nitrógeno y, en opinión del científico, podría trasformar esas áreas en una especie de “bosque acuático” que eventualmente podría reducir los efectos del calentamiento global.
Alimentar al fitoplancton. El trabajo del profesor fue inspirado por un desastre natural: las inundaciones.

Cuando los ríos sobrepasaban su nivel natural e inundaban los sembradíos ubicados en sus riberas terminaban por llevar fertilizantes a los mares.
Esto lo llevó a observar las variaciones en las cantidades de fitoplancton en la Bahía de Sidney como consecuencia de las lluvias. El resultado fue claro: cuando aumentaban los nutrientes en las aguas igual lo hacía el fitoplancton presente. El profesor Jones buscó entonces antecedentes científicos y se topó con una investigación realizada por un grupo de oceanógrafos estadunidenses cerca de las Islas galápagos.
En un lugar conocido como “zona desolada”, ellos buscaban comprobar que la poca existencia de fitoplancton se debía a la escasez de un nutriente vital: hierro.

El grupo agregó media tonelada de hierro a las aguas y de inmediato la población de fitoplancton floreció.
El problema con esto, señala Jones, es que el hierro está presente en el 80% de las aguas marinas, por lo que el reto estaba en encontrar otro elemento que sirviera de fertilizante y que fuese de bajo costo.
Así como el hierro, el nitrógeno es uno de los nutrientes que ayuda a crecer al plancton, pero debe encontrarse en un forma que los organismo marinos lo puedan procesar. Y la solución hallada por el profesor Jones fue urea.
Viabilidad. A pesar de lo convincente que parece el planteamiento del australiano, surgieron de inmediato interrogantes sobre la viabilidad del procedimiento.

Al respecto el director de la organización conservacionista Greenpeace con sede en Chile, Rodrigo Herrera, recibió con beneplácito la iniciativa, aunque con cierta restricciones.
“Si existe un técnica científica, pero que haya sido estrictamente probada de que no van a causar efectos secundarios, pues bienvenida”, señaló.
“Están apareciendo una serie de propuestas sobre cómo combatir el cambio climático y esperemos que algunas de ellas puedan ser posible. Queda de parte de los científicos determinar si esto no va a afectar de forma no deseada otros ecosistemas”. Manifestó, que su propuesta se llevaría a cabo en áreas marinas con poca presencia de fitoplancton y bajo estricta observación.
Aún así Jones admitió “cuando empiezas a manipular la naturaleza, es claro que también debes intervenir para que ésta recupere su balance original”.

Fuente: La Crónica de Hoy

Permalink :: 9 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)